Ayurveda y espiritualidad

Ayurveda y espiritualidad

La mayoría de las personas se acercan al Ayurveda porque se sienten fascinadas por una forma diferente de interpretar la salud y la medicina. Pero Ayurveda es mucho más que un sistema médico. Sí, condensa los conocimientos empíricos de tres milenios sobre salud y enfermedad, pero también las filosofías y creencias de la tradición hindú. El resultado es una relación muy estrecha entre Ayurveda y espiritualidad. Porque vivir siguiendo los preceptos ayurvédicos es mantener también una relación ideal con lo sagrado. En este artículo quiero explicar cuáles son las relaciones entre el Ayurveda y la espiritualidad hindú, y por qué en occidente nos cuesta tanto entenderlas. Servirá también de preludio para un segundo artículo dedicado a explorar el Ayurveda en la Bhagavad gita, la joya de la espiritualidad india.

Puedes profundizar más sobre la espiritualidad hindú y sus relaciones con el Ayurveda en asignaturas como Filosofía Ayurveda o Historia de la medicina Ayurveda y sociedad hindú, que se imparten en nuestros Diploma en Alimentación y Masaje Ayurveda y Máster en medicina Ayurveda.

El pensamiento occidental

Asociar la medicina con la espiritualidad puede resultar incoherente en el pensamiento occidental. Somos herederos de la metafísica de Descartes, que planteaba la existencia de dos sustancias diferentes e independientes: la sustancia pensante (res cogitans) y la sustancia extensa (res extensa). En Meditationes de Prima philosophia (1641), el filósofo francés sobrestima a la mente (o alma), que es capaz de existir sin el cuerpo. La esencia de la mente es el pensamiento, no tiene extensión.

Por el contrario, la esencia del cuerpo es la extensión, es espacial, puede obrar sobre sí mismo sin la mente. El cuerpo se considera un objeto material que puede estudiarse a través de la física natural. Descartes insistió en la necesidad de aplicar la ciencia de la naturaleza al estudio de los seres humanos.

Sin embargo, para Descartes no era posible conocer la forma en la que están unidas y se relacionan estas dos sustancias. Este dilema sigue muy presente en la actualidad.

 

El pensamiento hindú

El dilema entre mente (o alma) y cuerpo se diluye en la metafísica india. En el pensamiento hindú estas ideas son diferentes aproximaciones a la verdad, a la realidad última que escapa de cualquier concepto, y solo puede percibirse a través de la experiencia directa, la identificación plena.

Lo sagrado atraviesa la cultura hindú y se manifiesta de formas muy diversas y cambiantes según las circunstancias. Un hindú puede ser teísta o ateo, dualista o monista, seguidor de un dios o de otro, o de los dos a la vez… Y estas creencias no son percibidas de forma contradictoria o excluyente, sino que son acercamientos diferentes a la misma realidad. El hindú huye de dogmas y se centra sobre todo en lo que hace. Lo que realmente le define no son tanto sus creencias, como los rituales que practica y las normas que suscribe. Y eso es así porque en el hinduismo la práctica se superpone a la creencia. Hasta el punto de que algunos rituales no están respaldados por creencia alguna, sino que adquieren sentido de identidad solo por la acción.

Ayurveda y Espiritualidad

 

Ayurveda y espiritualidad

Sabiendo ya que nuestras contradicciones occidentales no tienen sentido dentro del pensamiento hindú, es más fácil entender que la medicina Ayurveda no es ajena a la espiritualidad hindú. Al contrario, es una extensión más de lo sagrado que hay en el sanatana dharma. El vaidya como profesional ayurvédico está imbuido en un sistema de creencias presente en todo lo que piensa, dice y hace. Análogamente, en la literatura clásica Ayurveda están incardinadas las principales ideas hindúes, compartiendo como origen al mismo Veda.

No podemos considerar a la medicina Ayurveda como una disciplina de liberación en sentido estricto. Pero el Ayurveda y la espiritualidad hindú presentan conexiones evidentes.

 

La espiritualidad ayurvédica

Ayurveda muestra una compleja teoría fisiopatológica que se aplica para la investigación experimental moderna. Pero toda esta teoría está basada en conceptos que proceden de escuelas de filosofía clásica (darshanas): la teoría de los cinco elementos (mahabhutas), las tres cualidades (mahagunas), la teoría de la causalidad, el principio de dualidad, las cosmogonías, etc. Y además, gira en torno a las creencias más importantes del hinduismo, particularmente los cuatro purusharthas u objetivos vitales.

La definición misma de la vida humana como unión de cuerpo (śarīra), mente (manas) y espíritu (ātman), sugiere estas conexiones (1):

“‘Āyus’ significa la conjunción de cuerpo, órganos de los sentido, mente y espíritu y es conocida por los sinónimos dhāri, jīvita, nityaga y anubandha.”

La vida es sagrada en Ayurveda. Y la salud que persigue esta medicina contribuye a la espiritualidad hindú y a su objetivo máximo, la liberación o moksha. Lo hace de manera indirecta, a través del cultivo de los tres primeros objetivos vitales:

  • Artha o bienestar material: el cuidado del cuerpo con una dieta y unas rutinas adecuadas puede considerarse una forma de materialismo bien entendido, en el contexto de las creencias hindúes.
  • Kama o placer: una sexualidad sana es una forma de salud y de crecimiento humano en Ayurveda.
  • Dharma: el cumplimiento de las obligaciones morales es consustancial a todos los hindúes, y está implícito en los rituales que se describen en Ayurveda.

En esta espiritualidad Ayurveda, por ejemplo, el incumplimiento de las rutinas de dinacharya es causa de desequilibrios y enfermedad. Y ciertas conductas pueden trasladarse como un karma negativo y enfermedad en próximas reencarnaciones. Por el contrario, vivir de acuerdo con los principios ayurvédicos significa mantener una relación óptima con lo sagrado. Esta es la relación entre Ayurveda y espiritualidad. La vida ayurvédica es una vida espiritual en la medida de que, potenciando nuestra salud, nos acercamos más a las fuerzas sagradas y a moksha.

Liberación espiritual

Conclusión

Cada persona debe conocerse a sí misma para aplicarse los mejores cuidados. Ayurveda muestra el camino del conocimiento físico. Conocer la constitución personal nos permite elegir la dieta más adecuada, o adaptar las rutinas diarias y estacionales. De esa forma potenciamos también nuestra salud espiritual. Otras tradiciones como el Yoga, muestran el camino del conocimiento mental para completar el proceso de crecimiento espiritual. Y las enseñanzas que recoge la Bhagavad gita, uno de los textos más sublimes de la espiritualidad universal, sintetizan todo esto de una forma magistral. A los paralelismos entre Ayurveda y la Bhagavad gita dedicaré el próximo artículo.

 

Bibliografía

  1. Sharma PV, traductor y editor. Caraka Samhitā. Agniveśa´s tratise refined and annotated by Caraka and redacted by Dṛḍhabala, 4 vols. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 2003. Caraka Saṁhitā sūtrasthāna I: 42.

Comparte este artículo libremente, y si tienes que citarlo, copia la siguiente referencia:

Escuela Superior de Āyurveda. [Internet]. Madrid: José Manuel Muñoz Muñoz; 2023. Ayurveda y espiritualidad.
[Acceso 19/04/2024]. Disponible en: https://esayurveda.com/ayurveda-y-espiritualidad/

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Contenido protegido
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad