El porqué de la Escuela Superior de Āyurveda

El porqué de la Escuela Superior de Āyurveda

El porqué de la Escuela Superior de Āyurveda responde a nuestra razón de ser, nuestros orígenes, nuestra misión o nuestros valores. Creemos que es importante compartirlos con la comunidad que nos sigue y participa. En este artículo, nuestro director, José Manuel Muñoz, desarrolla estas ideas y el significado del trabajo diario en la Escuela Superior de Āyurveda.

 

Introducción

Siendo nosotros una Escuela de Āyurveda dedicada a impartir cursos de medicina tradicional india en distintas modalidades, este tal vez debería haber sido nuestro primer artículo. Pero nuestro compromiso como escuela va más allá de los programas formativos en distintas modalidades: curso de Āyurveda presencial en Madrid, curso de Āyurveda intensivo en India,  curso de Āyurveda online, etc. Nos ocurre a menudo… El entusiasmo por hablar de la medicina ayurvédica hace que nos olvidemos de las presentaciones. Hoy quiero hablarte un poco de nosotros, de nuestros orígenes, y mucho de Āyurveda. Pero con un enfoque diferente que bordea los aspectos más clínicos, para preguntar por el sentido de este conocimiento tradicional en el mundo actual.

 

Los orígenes de la Escuela Superior de Āyurveda

Quizá alguien piense que la Escuela Superior de Āyurveda es un proyecto empresarial, que nace en un despacho con unos socios capitalistas. Pero no, Āyurveda no suele ser objeto de inversión. Los productos que se mencionan en los textos clásicos están protegidos frente a patentes, y sus servicios implican grandes conocimientos. El trabajo asistencial es muy personal y difícil de escalar.

Nuestra realidad es mucho más sencilla. La historia de la Escuela Superior de Āyurveda es, sobre todo, la historia de un grupo de personas que trabajamos con una misma filosofía, y compartimos la pasión por la medicina Āyurveda. Las palabras clave son trabajo y compromiso, para ofrecer los mejores cursos de Āyurveda, a través del programa de formación más completo.

¿Cómo empezó todo?

Los orígenes de un proyecto así solo podían estar en un curso de Āyurveda que se impartió en el año 2007. Yo era otro alumno entonces, y los profesores eran los doctores Prachiti Kinikar y Manish Patwardhan. Recuerdo con cariño y nostalgia aquellas clases, y el contraste de estilos que tenían enseñando esta medicina tradicional india. Allí conocí a Nacho del Estal, alumno también, cuya visión y carisma fue clave para todo lo que tenía que ocurrir después.

La amistad que surgió entre Nacho, Prachiti y Manish, desembocó en una idea fantástica. Se trataba de continuar la formación ayurvédica en India, durante una estancia de un mes. Confieso que para mí fue un viaje iniciático que me llevó a conocer Āyurveda dentro de su contexto natural y original. También una cultura muy diferente y divertida a mis ojos. Allí nació la formación que hoy presentamos como Escuela de Āyurveda en India, y que reeditaremos el próximo mes de agosto con el Diploma de Especialización en Alimentación y Masaje Āyurveda (Pune, India).

Fue una experiencia intensa en todos los sentidos. En aquel grupo todos teníamos el “vata” por las nubes… Y yo todavía sigo inspirándome en aquella ilusión que compartimos. Con todo lo ocurrido desde entonces podrían escribirse varios artículos más. Pero creo que no es lo que más interesa a nuestros lectores. Sirva en cualquier caso para explicar que de ahí surgieron, entre otros proyectos, las colaboraciones de Centro de Estudios Ayurvédicos y Ayurveda Institute, y ahora la Escuela Superior de Āyurveda. Y sirva también para espolear a todas las personas que tienen una ilusión o un proyecto. ¡Seguro que vale la pena intentarlo!

 

Por qué Āyurveda en el s. XXI

Parte del porqué de la Escuela Superior de Āyurveda reside en la respuesta a la siguiente pregunta: ¿qué aporta la medicina Āyurveda en pleno siglo XXI?

Muchas personas pueden preguntarse razonablemente por el sentido de conocimientos tradicionales como la medicina Āyurveda, cuando la humanidad enfrenta los retos fascinantes de la biotecnología y la inteligencia artificial.

Durante milenios nuestra especie ha sido relativamente neutral respecto del planeta y las demás especies. Pero los avances de la ciencia y la tecnología, especialmente a partir de la Revolución Industrial, han cambiado por completo esta relación. Nos hemos convertido en la especie hegemónica del planeta, y eso se ha notado en el crecimiento exponencial de nuestra población.

El poder de nuestra especie se ha traducido en más natalidad, más esperanza de vida, más calidad de vida… Y lo hemos conseguido transformando nuestro entorno en beneficio propio. Huelga decir que no ha sido en todas partes igual, y que está teniendo consecuencias ambientales importantes.

Pero como ha presentado Harari de forma magistral, los cambios venideros pueden sobrepasar con mucho lo hecho y lo imaginable. Las transformaciones ahora miran hacia nosotros, hacia nuestra propia naturaleza como especie e individuos. Cambios que pueden afectar a nuestra biología, a partir de la introducción de modificaciones genéticas y dispositivos biónicos. Y también a nuestras relaciones sociales, en la medida que la tecnología y el desarrollo de algoritmos cada vez más sofisticados, sustituyan gran parte del trabajo humano, llegando incluso a situarnos en la irrelevancia productiva. Ninguno de estos problemas globales puede resolverse de forma local. Por eso resulta preocupante el regreso de los discursos nacionalistas.

Y en este contexto de cambio, ¿en qué puede contribuir Āyurveda? En mucho, sin duda. Aquí recojo algunas ideas:

Identidad existencial

El conocimiento ayurvédico ha sido creado por y para el hombre. Reúne el pensamiento destilado de los rishis védicos, y las personas más sabias y espirituales a lo largo de centurias. En su alianza con la filosofía Yoga, invita a una mirada introspectiva hacia lo más esencial de nuestra condición humana: la conciencia. Puede ser, en definitiva, un antídoto perfecto para esa permanente huida hacia delante, que a menudo experimentamos en las sociedades modernas.

Salud holística

Āyurveda muestra el camino de la salud física y mental para facilitar la introspección. Es un conocimiento accesible, sencillo y práctico, que puede integrarse como un estilo de vida. Funciona bien en el plano terapéutico, pero donde alcanza su cenit es en la prevención de la enfermedad.

Ecología social

La tecnología ha revolucionado nuestras vidas. ¿Pero nos hace más felices? La adquisición de nuevos productos tecnológicos y el acceso a más información, no parece proporcionar felicidad. Satisfacer el deseo de tener lo último y más avanzado, casi siempre nos conduce a más deseo de lo mismo, en una escalada constante de consumo e insatisfacción. Āyurveda se presenta como un conocimiento para lograr la felicidad individual (sukhāya), procurando el bienestar social (hitāya). Es una ciencia de la vida que, lejos de reprimir nuestra naturaleza, nos enseña a conocerla y disfrutarla con conciencia. Es también una forma sostenible de interpretar la ecología en beneficio de la salud. Un sistema que relaciona íntimamente el cuerpo vivo y el mundo que nos rodea.

 

Por qué la Escuela Superior de Āyurveda en el s. XXI

Misión de la Escuela Superior de Ayurveda

A través de este blog y las formaciones que impartimos, intentamos transmitir nuestro compromiso con la enseñanza más fiel a la tradición ayurvédica. También los valores que nos guían, que son los valores de la medicina tradicional india: honestidad, inconformismo, compromiso social y ambiental… Yo estoy convencido de que estos valores pueden servir para contrarrestar las visiones más distópicas del mundo, atenazadas por la desigualdad y la crisis ecológica.

Āyurveda no es una solución milagrosa. Pero puede ayudarnos a reinterpretar la complejidad de nuestro mundo, respetando la diversidad y haciendo más sostenible nuestro modo de vida local. Todo ello gracias a su diseño como conocimiento democrático, y sencillo de aprender y aplicar. El objetivo es ganar capacidad de autogestión en salud, a la vez que desarrollamos autosuficiencia material y de pensamiento.

Y aunque Āyurveda no tenga el alcance suficiente para postularse como solución de los grandes problemas globales, sí puede al menos servir de inspiración. Es necesario encontrar el equilibrio entre lo local y lo global. Solo la cooperación entre los pueblos y una visión holística de lo que somos, pueden convertir los avances que se avecinan en oportunidades desarrollo humano, y no en nuevas crisis.

 

Comparte este artículo libremente, y si tienes que citarlo, escribe la siguiente referencia:

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Contenido protegido