¿Qué es «panchakarma» en Medicina Āyurveda?

¿Qué es «panchakarma» en Medicina Āyurveda?

 

La Política Nacional de Salud India de 2002 supuso un impulso importante en la práctica de «panchakarma«, porque promovió su aplicación incluso en centros de medicina convencional. Hoy su popularidad se ha extendido más allá de la India, pero a veces se transmite una imagen defectuosa o parcial.  En este artículo explico qué es «panchakarma» en medicina ayurvédica y reviso las fuentes originales para describir los procedimientos, y centrarme especialmente en sus indicaciones y contraindicaciones. A continuación, expongo un ejemplo y menciono algunos ensayos clínicos llevados a cabo con los estándares científicos modernos, para explorar la evidencia que se ha generado en torno a esta estrategia terapéutica. Finalmente elaboro algunas conclusiones considerando la situación del mercado en estos servicios.

Regaliz (Glycyrrhiza glabra), potente emético para panchakarma

Regaliz, un emético para «panchakarma»

Concepto de pañcakarma o «panchakarma»

La etimología de «panchakarma» está asociada con la raíz «pañca«, que significa ‘cinco’, y  «karma» o ‘acción’. ¿Qué es entonces «panchakarma» en la medicina ayurvédica? Es el conjunto de cinco procedimientos que permiten eliminar el exceso de humores o «doshas», a través del orificio corporal más cercano a su localización.

El tratamiento ayurvédico consiste en restablecer el equilibrio de los humores (vāta, pitta y kapha), y fortalecer los tejidos y la mente. Las estrategias terapéuticas básicas están enfocadas al apaciguamiento de los humores dentro del organismo (saṁśhaman), o su eliminación fuera del organismo (samśhodan). El apaciguamiento se logra mediante la administración de diversos productos (alimentos, plantas medicinales, aceites medicados, etc.) y la implementación de algunas prácticas (ayuno, ejercicio, fomentación, oleado –aplicación de aceites y otras sustancias grasas–, etc.). Cuando no es suficiente el apaciguamiento, se aplican los procedimientos de eliminación o «panchakarma» (1).

 

Los 5 procedimientos de eliminación

La eliminación de los humores o «doshas» es posible mediante los siguientes procedimientos:

  • Vamana

La inducción del vómito es el procedimiento más delicado y está indicado para eliminar el exceso del humor kapha, y en menor medida pitta. Tiene numerosas contraindicaciones y requiere de fuerza física y mental para llevarlo a cabo con garantías. Su duración aproximada es de 45 minutos en condiciones normales.

  • Virechana

La purgación está indicada para eliminar el exceso de humores en la parte inferior del cuerpo, especialmente pitta y vāta. También tiene contraindicaciones, y en condiciones normales se desarrolla a lo largo de medio día o un día completo.

  • Basti

El enema está indicado para los desequilibrios y enfermedades de vāta. Las contraindicaciones no son tan numerosas y no tiene una duración específica, sino que se adapta a la evolución del paciente.

  • Nasya

La instilación nasal está indicada para las enfermedades ubicadas en la cabeza y el cuello. La duración, dosis y sustancia utilizada dependen del humor agravado, y la evolución del paciente.

  • Rakta-mokshana

La sangría se considera un procedimiento menor, y está indicado para las enfermedades que afectan al tejido sanguíneo y sus órganos relacionados. Puede realizarse con procedimientos mecánicos y también con la ayuda de sanguijuelas. Igualmente, el número de sesiones depende del problema y la evolución que presente cada caso.

"Nasya", procedimiento de "panchakarma"

«Nasya», procedimiento de «panchakarma»

 

Indicaciones y contraindicaciones de «panchakarma»

Esta estrategia de tratamiento se aplica cuando los humores están muy agravados y es necesario eliminarlos del organismo, ya que su apaciguamiento es difícil o insuficiente. En palabras del Caraka Samhitā, el tratado ayurvédico más importante, «Aquellos que tienen un cuerpo grande y fuerte, abundante kapha, pitta, sangre y excretas, asociado a vāyu (agravado) deberían ser sometidos a terapia de reducción por medio de evacuación.» (2).

  • Indicaciones de vamana

Permite eliminar el exceso de kapha y pitta. Por tanto, está particularmente indicado en catarros frecuentes, tos, asma, bronquitis, faringitis, laringitis, algunas enfermedades de la piel, fiebre aguda, tuberculosis, sinusitis, indigestión, obesidad, estomatitis, algunas enfermedades mentales, epilepsia, sialorrea o pérdida del sentido del gusto (3). Está contraindicado en pacientes debilitados, ancianos, niños, gestantes, y personas sometidas a mucho estrés o que presenten ansiedad.

  • Indicaciones de virechana

Permite eliminar el exceso de pitta. Por tanto, está particularmente indicado en algunos tumores abdominales, hemorroides, algunas enfermedades de la piel (leucoderma o vitíligo), ictericia, fiebre prolongada, diabetes, vómito, algunas intoxicaciones, alteraciones en el funcionamiento del bazo, abscesos, catarata, algunas enfermedades del aparato reproductor masculino y femenino, úlceras, estomatitis, gota, algunas hemorragias, algunas enfermedades sanguíneas (especialmente anemia), estreñimiento, retención urinaria o parasitosis intestinal (4). Está contraindicado también en pacientes debilitados, ancianos, niños, gestantes, pacientes que presenten fiebre reciente, fístula anal, prolapso rectal, hemorragia digestiva alta, diarrea, enfermedades inflamatorias del intestino, capacidad digestiva débil, entre otros problemas de menor prevalencia (5).

  • Indicaciones de basti

    Permite eliminar el exceso de vāta. El enema no untuoso o niruha-basti está particularmente indicado en pacientes con dolor torácico, abdominal o pélvico, cefalea, hemiplejia, parálisis facial, rigidez dorsal, estreñimiento, retención urinaria, algunas enfermedades articulares, temblor o pérdida de fuerza (6). El enema untuoso o anuvāsana-basti, que es el más aplicado, comparte las indicaciones de niruha-basti, pero además puede administrarse a pacientes que presenten mucha sequedad corporal, un fuego digestivo muy fuerte, o enfermedades relacionadas con vāta y que cursen con pérdida de tejidos (7). Anuvāsana-basti está contraindicado en pacientes que presenten fiebre reciente, anemia, ictericia, diabetes, obesidad mórbida, hemorroides, algunas formas de rinitis, capacidad digestiva débil, algunas enfermedades del bazo, diarrea, parásitos intestinales, algunas intoxicaciones, bocio, algunas enfermedades de la piel, entre otros problemas de menor prevalencia (8).

  • Indicaciones de nasya

Permite eliminar cualquiera de los tres humores cuando están agravados en el cuello o la cabeza. El espectro de trabajo de este procedimiento es muy amplio, en función de la sustancia y la dosificación. Por ejemplo, cuando se administran sustancias purgantes (śiro-virechana), está indicado en pacientes con cefaleas relacionadas con kapha, enfermedades de la garganta, algunas enfermedades del ojo, algunos tumores, epilepsia o rinitis. Cuando se administran sustancias fortalecedoras y nutritivas (bṛṃhaṇīya), muestra eficacia frente a cefaleas relacionadas con vāta, afonía, sequedad en la orofaringe, alteraciones del habla, etc. (9). Nasya está contraindicado en pacientes que presenten rinitis aguda, disnea o tos; también en pacientes que se hayan sometido recientemente a otro procedimiento de «panchakarma» (10).

  • Indicaciones de rakta-mokshana

Permite eliminar el exceso del humor pitta y el tejido sanguíneo o rakta dhātu. Está particularmente indicado en algunas enfermedades de la piel (leucoderma, erupciones de origen alérgico), hemorragias, proctitis y balanitis, hepatomegalia, esplenomegalia, abscesos, ictericia, etc. (11). Rakta-mokshana está contraindicado en gestantes, pacientes muy débiles o anémicos, con edema generalizado o ascitis (12).

Además, Caraka, el autor del Caraka Samhitā, disertó sobre la capacidad preventiva del «panchakarma», ya que aplicado en el momento y la forma adecuada, fortalece frente a la enfermedad (13).

Productos usados para realizar "nasya" en "panchakarma"

Productos usados para realizar «nasya» en «panchakarma»

 

Entendiendo «panchakarma»

La aplicación completa de «panchakarma» implica un procedimiento preparatorio o pūrva-karma, que consiste en aplicar oleado (snehana) y fomentación (svedana), y la observación de algunas recomendaciones dietéticas. Asimismo, están descritas las medidas posteriores o samsarjana krama, que se basan en una dieta ligera y progresiva para recuperar la capacidad digestiva (agni), fumar cigarros medicados y evitar comportamientos excesivos relacionados con la alimentación, el ejercicio, el habla, las emociones, o la exposición al sol o el viento.

Los tres procedimientos principales podrían aplicarse consecutivamente si fuera necesario: después de vamana se iniciaría la preparación de virechana, que se administraría al noveno día, y siete días después se podría administrar basti untuoso y luego seco. En ocasiones es posible aplicar los procedimientos sin la preparación descrita. Se pueden conseguir resultados rápidos pero nunca comparables al desarrollo completo de «panchakarma».

Cada caso es diferente y requiere de una valoración experta. Pero para ilustrar este artículo explicaré brevemente el curso habitual de un procedimiento de «panchakarma», en un paciente asmático. En Āyurveda, el asma bronquial o tamakaśvāsa está relacionado con la acumulación de kapha en las vías respiratorias, secado luego por la acción de vāta. El resultado es la reducción de la luz de las vías respiratorias, y la consiguiente dificultad respiratoria.

  • «Panchakarma» en asma bronquial

El karma de elección cuando el paciente reúne las condiciones es vamana (14). Durante la preparación del paciente se administra oleado (snehana) y fomentación (svedana). El objetivo es trasladar los humores agravados desde los tejidos (śākhā) hasta el tubo digestivo (koshṭa), desde donde serán evacuados. La fomentación ayuda a romper, ablandar y licuar los humores, a la vez que abre los canales, para facilitar su traslado hasta el tubo digestivo. El oleado protege los tejidos, suaviza los canales, y ablanda los humores, desprendiéndolos de los tejidos y favoreciendo su movimiento hasta el tubo digestivo. La preparación para vamana se acompaña también de una dieta específica, y puede prolongarse durante aproximadamente 12 días. El objetivo es situar al paciente en las mejores condiciones para afrontar el procedimiento de manera exitosa. Cuando el terapeuta tiene la certeza de que kapha está suficientemente agravado y localizado en koshṭa, se programa vamana.

El procedimiento de vamana se lleva a cabo por la mañana. Consiste en la ingesta repetida de sustancias que incrementan súbitamente kapha (leche, infusión de regaliz…) hasta provocar el vómito. El vómito tiene un efecto de arrastre de kapha, que se hará visible en las características del contenido emético y los síntomas del paciente. Cuando se ha evacuado por completo kapha, se evacúa también pitta, que se visibilizará igualmente en las características del vómito y los síntomas del paciente. El procedimiento puede prolongarse durante 30 – 45 minutos.

  • Literatura científica sobre «panchakarma» en asma bronquial

Hay numerosos estudios que documentan la eficacia de vamana en casos de asma bronquial.  Por ejemplo, el ensayo clínico de Patil y Thakar (2017) encontró significación estadística (P<0,001) en la mejora de los síntomas: disnea (79,98 % de mejoría), reducción de la medicación de rescate (91,16% de reducción), expectoración (57,7 % de mejoría), tos (79,98 % de mejoría), sibilancias (85,04 % de mejoría), roncus (75,84 % de mejoría), crepitantes (83,98 % de mejoría). También se hallaron mejorías con significación estadística en los resultados de las pruebas de función pulmonar (P<0.001 y 26,33 % de mejoría), y el volumen máximo forzado (P<0.05 y 6,35 % de mejoría). No hubo significación estadística en las cifras de hemoglobina (15). Otros estudios con resultados similares son los de Sharma (2001) y Rawal, Chudasma, Vyas & Parmar  (2010) (16, 17).

Respiración mejorada después de "panchakarma"

Respiración mejorada después de «panchakarma»

 

Conclusión

Para entender qué es «panchakarma» en la medicina Āyurveda hay que saber que se ha practicado de forma ancestral en India, y que se sigue desarrollando con normalidad en clínicas de todo el país. Es una forma de tratamiento ayurvédico intensivo que ha mostrado eficacia empírica, y que también tiene soporte en la evidencia científica. Aquí me he referido brevemente a un supuesto de asma y la indicación de vamana, que es el procedimiento más difícil para el paciente.

La realidad clínica es que «panchakarma» no está indicado en todas las personas, que a veces están indicados unos procedimientos y otros no, y que es necesario elegir el momento adecuado para aplicarlos. En cualquier caso, es importante la valoración, la ejecución y el seguimiento por parte de un experto.

En este sentido, resulta alarmante la proliferación de centros y spas que están adornados de forma muy exótica, y que ofrecen servicios estandarizados que no son propiamente «panchakarma»: masajes, fomentación, dietas «detox», tratamientos «rejuvenecedores» o de «desintoxicación», etc. Todo eso es legítimo, pero si no persigue eliminar los humores, y culmina con los procedimientos mencionados, no es «panchakarma», confunde a los pacientes y, obviamente, no producirá los mismos resultados sobre la salud.

Esta tendencia a disimular o eliminar la crudeza de algunos aspectos de la medicina Āyurveda es lamentable, no solo por lo que puede tener de fraudulenta, sino también porque contribuye a simplificar o redefinir la idea de Āyurveda en occidente. La paradoja es que con eso también se amenaza su supervivencia, en un momento de popularidad creciente.

Espero que este artículo haya contribuido a aclarar las ideas del lector sobre «panchakarma». Y si está buscando un servicio de «panchakarma» riguroso, llevado a cabo por médicos ayurvédicos y profesionales cualificados, visite la sección correspondiente de nuestra web.

 

Referencias bibliográficas

  • (1) Sharma H, Chandola HM, Singh G, & Basisht G. Utilization of Ayurveda in health care: an approach for prevention, health promotion, and treatment of disease. Part 2-Ayurveda in primary health care. The journal of alternative and complementary medicine. 2007; 13(10): 1135-1150.
  • (2) Sharma PV, traductor y editor. Caraka Samhitā. Agniveśa´s tratise refined and annotated by Caraka and redacted by Dṛḍhabala, 4 vols. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 2003. Caraka Saṁhitā sūtrasthāna XXII: 19-24.
  • (3) Sharma PV, traductor y editor. Caraka Samhitā. Agniveśa´s tratise refined and annotated by Caraka and redacted by Dṛḍhabala, 4 vols. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 2003. Caraka Saṁhitā siddhisthāna II: 10.
  •  (4) Kunte AM, Navre, RS, compiladores; Harisastri B, Paradkar V, editores. The Astangahrdayasamhita, with the Sarvangasundara Commentary and of Arunadatta and the Ayurvedarasayana Commentary of Hemadri. Reimpresión. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 1982. Aṣṭāṅgahṛdaya Saṁhitā sūtrasthāna XVIII: 8-10.
  • (5) Kunte AM, Navre, RS, compiladores; Harisastri B, Paradkar V, editores. The Astangahrdayasamhita, with the Sarvangasundara Commentary and of Arunadatta and the Ayurvedarasayana Commentary of Hemadri. Reimpresión. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 1982. Aṣṭāṅgahṛdaya Saṁhitā sūtrasthāna XVIII: 10-11.
  • (6) Sharma PV, traductor y editor. Caraka Samhitā. Agniveśa´s tratise refined and annotated by Caraka and redacted by Dṛḍhabala, 4 vols. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 2003. Caraka Saṁhitā siddhisthāna II: 16.
  • (7) Sharma PV, traductor y editor. Caraka Samhitā. Agniveśa´s tratise refined and annotated by Caraka and redacted by Dṛḍhabala, 4 vols. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 2003. Caraka Saṁhitā siddhisthāna IV: 46-47.
  • (8) Kunte AM, Navre, RS, compiladores; Harisastri B, Paradkar V, editores. The Astangahrdayasamhita, with the Sarvangasundara Commentary and of Arunadatta and the Ayurvedarasayana Commentary of Hemadri. Reimpresión. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 1982. Aṣṭāṅgahṛdaya Saṁhitā sūtrasthāna IXX: 7-8.
  • (9) Kunte AM, Navre, RS, compiladores; Harisastri B, Paradkar V, editores. The Astangahrdayasamhita, with the Sarvangasundara Commentary and of Arunadatta and the Ayurvedarasayana Commentary of Hemadri. Reimpresión. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 1982. Aṣṭāṅgahṛdaya Saṁhitā sūtrasthāna XX: 2-3.
  • (10) Kunte AM, Navre, RS, compiladores; Harisastri B, Paradkar V, editores. The Astangahrdayasamhita, with the Sarvangasundara Commentary and of Arunadatta and the Ayurvedarasayana Commentary of Hemadri. Reimpresión. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 1982. Aṣṭāṅgahṛdaya Saṁhitā sūtrasthāna XX: 11-12.
  • (11) Sharma PV, traductor y editor. Caraka Samhitā. Agniveśa´s tratise refined and annotated by Caraka and redacted by Dṛḍhabala, 4 vols. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 2003. Caraka Saṁhitā sūtrasthāna XXVIII: 11-13.
  • (12) Bhishagratna KK. Suśruta Samhitā, 3 vols. Segunda edición. Varanasi: Chowkhamba Sanskrit Series Office; 2002. Suśruta Saṁhitā sūtrasthāna XIV: 19.
  • (13) Sharma PV, traductor y editor. Caraka Samhitā. Agniveśa´s tratise refined and annotated by Caraka and redacted by Dṛḍhabala, 4 vols. Varanasi: Chaukhambha Orientalia; 2003. Caraka Saṁhitā sūtrasthāna XVI: 17-19.
  • (14) Bhishagratna KK. Suśruta Samhitā, 3 vols. Segunda edición. Varanasi: Chowkhamba Sanskrit Series Office; 2002. Suśruta Saṁhitā uttara-tantram LI: 2-4.
  • (15) Patil, SG & Thakar, AB. Efficacy of Vamana Karma with Ikshvaku Ksheera Yoga in the management of Tamaka Shvasa (bronchial asthma). AYU (An international quarterly journal of research in Ayurveda). 2017; 38(1-2): 10-14. DOI: 10.4103/ayu.AYU_95_13. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5954254/
  • (16) Sharma A, & Sharma AK. (supervisor). Clinical Evaluation of the Role of Samsodhana and 
Bhargee Sarkara in the Management of Tamaka Sawasa (Bronchial Asthma), Ph.D. Kayacikitsa 
thesis. Jaipur: National Institute of Ayurveda; 2001.
  • (17) Rawal M, Chudasma KM, Vyas RV, & Parmar BP. Effect of Vasantic Vaman and other Panchakarma procedures on disorders of various systems. AYU. 2010; 31(3): 319-323. DOI: DOI: 10.4103/0974-8520.77160. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3221065/

 

Comparte este artículo libremente, y si tienes que citarlo, copia y pega la siguiente referencia:

 

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.