Rakta mokshana o sangría en Ayurveda

Rakta mokshana o sangría en Ayurveda

En este artículo continúo la serie dedicada a panchakarma, como el conjunto de tratamientos intensivos o de eliminación. En esta ocasión profundizo en rakta mokshana o sangría en Ayurveda. Rakta mokshana es el procedimiento de eliminación de la sangre viciada junto con los doshas, particularmente pitta dosha. Nuestros alumnos profundizan en estos tratamientos durante el Máster en Medicina Ayurveda, que puede cursarse de manera presencial, y online y semipresencial.

 

Concepto de rakta mokshana

Rakta significa literalmente ‘sangre’ o ‘lo que es rojo’, y mokshana puede traducirse como ‘evacuación’. Rakta mokshana o sangría en Ayurveda es un procedimiento invasivo que consiste en eliminar la sangre viciada junto con pitta dosha, que por afinidad natural suele acompañarle. Es, por tanto, un tratamiento indicado para las enfermedades relacionadas con la sangre y pitta dosha. La realización periódica de rakta mokshana previene las enfermedades dermatológicas, las enfermedades de la sangre, los tumores y el edema.

Sushruta, el gran promotor de la cirugía Ayurveda, otorgó mucha importancia a la sangre, hasta el punto de considerarla el cuarto dosha. La sangre o rakta dhatu es jīvitam, da la vida cuando está sana: se ocupa de nutrir a otros componentes (particularmente al tejido muscular), de proporcionar fuerza física y de mantener el metabolismo. Pero cuando este tejido está alterado o viciado, puede producir y dispersar enfermedades.

 

Clasificaciones de rakta mokshana

En la literatura clásica se clasifica rakta mokshana en función de los métodos e instrumentos utilizados. Pueden distinguirse dos grupos: (1)

Shatra o instrumentos afilados:

    • Prachhana: consiste en realizar incisiones sobre la piel con un bisturí estéril, haciendo previamente un torniquete en la parte proximal de la zona afectada cuando sea posible. Deben evitarse vasos sanguíneos, nervios y puntos marma.
    • Siravyadha: es la venopunción para evacuar sangre venosa. Se utiliza un instrumento punzante y un torniquete en la parte proximal. En los textos clásicos se considera un tratamiento capaz de curar la enfermedad desde su raíz.

Anushatra o instrumentos contundentes:

      • Shringa: consiste en retirar la sangre superficial después de prachhana, usando para ello el cuerno de una vaca.
      • Alabu: con esta técnica se evacua la sangre mediante succión, utilizando alguna fruta alargada, vaciada y secada previamente. También suele realizarse después de prachhana.
      • Ghatiyantra: es similar a la sangría mediante alabu, pero usando un ghatiyantra o ventosa metálica o de vidrio.
      • Jalauka (jalukavacharan): es la sangría mediante la aplicación de sanguijuelas. Jalauka describe etimológicamente a los animales cuya vida o longevidad depende de la presencia de agua. Es el método más popular y menos traumático. Su uso está muy extendido, especialmente en niños, mujeres, pacientes debilitados, y zonas más sensibles o visibles del cuerpo. En los textos clásicos se distinguen las sanguijuelas venenosas de las que no lo son. Jalauka para rakta mokshana se realiza solo con sanguijuelas no venenosas, que viven en aguas claras y son conocidas por los nombres kapila, pingala, shankumukhi, mushika, pundarika y savarika. (2)

Jalauka y siravyadha son las formas más habituales de rakta mokshana hoy día.

Atendiendo a la clínica, cuando la sintomatología es compatible con vata dosha, es preferible aplicar shringa por su cualidad caliente y acción calmante. Para pitta dosha está más indicado jalauka porque es de cualidad más dulce, y tiene acción calmante. En caso de kapha dosha dominancia, es preferible hacer sangría con alabu porque tiene una cualidad más picante y seca, y una acción irritante.

Rakta mokshana o jalauka

Jalauka o sangría con sanguijuelas.

Indicaciones y contraindicaciones de rakta mokshana o sangría en Ayurveda

Indicaciones de Rakta mokshana 

Rakta mokshana está especialmente indicado en enfermedades que cursan con afectación de rakta dhatu y pitta dosha. En la literatura clásica se destaca su eficacia para las siguientes patologías:

  • Enfermedades crónicas de la piel: psoriasis, vitíligo, acné, eccema, urticaria…
  • Sudoración profusa.
  • Gingivitis, estomatitis.
  • Mastitis.
  • Artritis gotosa.
  • Enfermedades oftalmológicas.
  • Cefalea.
  • Hepatomegalia.
  • Ictericia.
  • Esplenomegalia.

Contraindicaciones de Rakta mokshana

Rakta mokshana puede estar contraindicado en las siguientes situaciones y enfermedades: (3)

  • Gestación.
  • Debilidad extrema.
  • Inmediatamente después de vamana, virechana o basti.
  • Fiebre elevada.
  • Anemia.
  • Ascitis. Edema generalizado.
  • Deshidratación y malnutrición severa.
  • Asma.

 

Procedimiento de rakta mokshana mediante jalauka

Aquí me centraré en la descripción de jalauka. Como es costumbre en los procedimientos de panchakarma, el profesional debe valorar concienzudamente la constitución del paciente y su estado de salud: fuerza física y mental, edad, patología y evolución, doshas agravados, etc.

Materiales y procedimiento principal

Antes de proceder debe prepararse el material necesario para la sangría:

  • Sanguijuela o sanguijuelas en agua limpia. El número depende de la extensión de la zona a tratar, y puede oscilar entre 1 y 30. Aunque lo habitual es que sean entre 1 y 4.
  • Recipiente con agua y cúrcuma.
  • Cúrcuma en polvo.
  • Agua estéril o hervida.
  • Trapo, gasa o algodón.

Cúrcuma.

Jalauka se realizará preferentemente en la estación de otoño. La secuencia de pasos a seguir para el procedimiento principal de sangría podría ser la siguiente:

  1. Limpiar y secar la zona de aplicación, usando agua estéril y algodón. Debemos evitar productos desinfectantes que dejen residuo con sabor u olor.
  2. Introducir la sanguijuela en agua con cúrcuma para purificarla.
  3. Devolver la sanguijuela al recipiente con agua limpia.
  4. Administrar oleado y fomentación en la zona de aplicación.
  5. Limpiar y secar de nuevo la zona.
  6. Aproximar la boca de la sanguijuela a la piel de la zona afectada para que se adhiera a ella. Si no se adhiere, podemos estimularla depositando una gota de leche sobre la piel, o haciendo una pequeña herida.
  7. Esperar a que la sanguijuela succione la sangre afectada. Normalmente, entre 6 y 10 ml.
  8. Retirar la sanguijuela suavemente. Es habitual que la sanguijuela se separe espontáneamente. Pero si está muy adherida, podemos aplicar un poco de ghee sobre la zona.
  9. Depositar la sanguijuela en una solución de sal o darle un poco de cúrcuma en polvo, para inducir el vómito de la sangre y su purificación.
  10. Guardar la sanguijuela en agua limpia. Seguir los cuidados habituales para estos animales, identificando cada una para usarla siempre con el mismo paciente.

Cuidados posteriores

El paciente seguirá unas recomendaciones específicas después de jalauka. Es normal que se produzca un sangrado persistente en la zona de aplicación, porque la sanguijuela segrega sustancias anticoagulantes. Para hacer hemostasia podemos aplicar ghee, alguna gasa encima y un vendaje compresivo durante unos minutos.

 

Signos de rakta mokshana óptimo y excesivo

Rakta mokshana cursa correctamente (samyak yoga) cuando observamos los siguientes signos:

  • Ligereza física.
  • Alegría.
  • Reducción del dolor y la gravedad de la patología.

Por el contrario, cuando la sangría es excesiva (atiyoga) se manifiesta de la siguiente forma:

  • Sangrado aumentado.
  • No hay mejoría de la patología.

Las causas más habituales de atiyoga son el exceso de calor o sudor en el momento elegido, o bien una incisión muy grande o profunda cuando hacemos siravyadha. El tratamiento de la hemorragia será un emplasto de lodhra (Symplococos racemosa) o cebada. En casos extremos está indicado también la aplicación de agnikarma (cauterización).

 

Las evidencias científicas de rakta mokshana en Ayurveda

Como es habitual comento dos artículos publicados en revistas científicas para analizar la eficacia de rakta mokshana. En el primero se comparó el tratamiento del eccema o vicharchika con dos modalidades de rakta mokshana: jalukavacharan y siravyadha. La sangría con sanguijuelas se aplicó a 34 pacientes con eccema localizado, mientras que la sangría mediante venopunción fue el procedimiento elegido para 20 pacientes con eccema generalizado. En el primer grupo, el 82,35% de los pacientes se curaron y el resto experimentaron una mejoría. En el grupo de pacientes tratados con venopunción se curaron el 70% y el resto mejoraron. Jalukavacharan muestra una tasa de curación ligeramente más alta, y en ningún caso se observaron efectos adversos o recurrencias. (4)

En la segunda investigación se plantea un estudio de caso en una mujer afectada por herpes zoster o pittaj visarpa, y diagnosticada de diabetes tipo 2. Se trató el herpes siguiendo las indicaciones de la literatura médica ayurvédica. Por un lado, se hicieron varias sesiones de jalukavacharan. Simultáneamente se administró un tratamiento oral consistente en ingestas de shatavari (2 g.), gokshur (2 g.) y lodhra (1 g.). Los autores evidenciaron una reducción del dolor después de cada sesión a través de un cuestionario estandarizado (Zoster Specific Brief Pain Inventory o ZBPI), y un alivio completo al terminar el tratamiento. (5)

 

Bibliografía

  1. Bhishagratna KK. Suśruta Samhitā, 3 vols. Segunda edición. Varanasi: Chowkhamba Sanskrit Series Office; 2002. Suśruta Samhitā sūtrasthāna XIII.
  2. Bhishagratna KK. Suśruta Samhitā, 3 vols. Segunda edición. Varanasi: Chowkhamba Sanskrit Series Office; 2002. Suśruta Samhitā sūtrasthāna XIII: 11-13.
  3. Bhishagratna KK. Suśruta Samhitā, 3 vols. Segunda edición. Varanasi: Chowkhamba Sanskrit Series Office; 2002. Suśruta Samhitā sūtrasthāna XIV: 19.
  4. Raval HN, Thakar AB. Role of Raktamokshana by Jalaukavacharana and Siravedhana in the management of Vicharchika (Eczema). Ayu. 2012; 33(1): 68-72. doi: 10.4103/0974-8520.100314
  5. Nakanekar A, Khobarkar P, Dhotkar S. Management of herpes zoster in Ayurveda through medicinal leeches and other composite Ayurveda Treatment. Journal of Ayurveda and integrative medicine. 2020; 11(3): 352-356. https://doi.org/10.1016/j.jaim.2020.05.008

Comparte este artículo libremente, y si tienes que citarlo, copia la siguiente referencia:

Escuela Superior de Āyurveda. [Internet]. Madrid: José Manuel Muñoz Muñoz; 2020. Rakta mokshana o sangría en Ayurveda.
[Acceso 07/03/2021]. Disponible en: https://esayurveda.com/rakta-mokshana-o-sangria-en-ayurveda/

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Contenido protegido
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad